Calculadora de IVA

Si sabes el precio sin IVA
Si sabes el precio con IVA

Verás que hay dos cajetines para calcular el IVA, el azul es si sabes el precio sin IVA, es decir la base imposible, y quieres calcular el IVA y el precio final, y el verde si sabes el precio final con IVA y quieres saber la base imponible y el IVA final, ambos te pueden resultar útiles a la hora de hacer tus facturas y contabilidad cada trimestre, o simplemente si quieres saber como quedaría el precio final de un elemento.

¿Como calcular el IVA?

Para calcular el IVA hay que tener en cuenta los factores a tener en cuenta dentro del calculo, y una vez que los sepamos, querrás saber como descifrar cada uno de ellos. Con nuestra calculadora lo podrás hacer de una manera muy fácil, pero quizás tienes curiosidad por saber como hacer estos calculos tu mismo, por eso mismo aquí te explicamos como, y esperemos que sea de la forma más fácil y clara posible.
Para empezar, a la hora de calcular el IVA hay que tener claro cada uno de los datos con los que vamos a trabajar que son los siguientes:

  • Base imponible: La base imponible es la cantidad sobre la que se calculan los impuestos y podríamos decir que es el valor neto del producto o servicio. La base imponible indica la cantidad sobre la que se calculan el IVA, el IRPF y otros impuestos, por lo que el valor final de un producto o servicio sería está base imposible más la suma de los impuestos, en este caso el IVA.
  • IVA: En este caso es el impuesto a aplicar en la base imponible, y por defecto es el 21% en España, pero también existe el IVA reducido y superreducido dependiendo del producto. También el porcentaje cambia dependiendo del país. Por eso mismo os recomendamos mirar la tabla con los IVAs existentes por si tenéis alguna duda.
  • Precio con IVA: Este sería el precio final del producto y sería el resultado de sumar la base imponible y el IVA aplicado a esa base imponible.

Sabiendo esto, nos podremos encontrar los siguientes problemas a la hora de calcular el IVA en una factura o de un producto o servicio, y aquí os ayudamos a como calcular para que no haya ninguna equivocación por el camino, de todos modos, lo más fácil es utilizar nuestra calculadora de IVA, ya que te facilitará mucho la tarea.

¿Como calcular el IVA incluido en una factura?

Una de las preguntas que nos pueden surgir es como calcular el IVA incluido en un precio final o en una factura. Imaginemos que el precio final de un producto es 100, y el IVA que se aplica a ese producto es el 21%, por tanto lo que tenemos que hacer es dividir 100 entre 1,21. Es decir 100/1,21= 82,65. Ese valor sería la base imponible del producto, por lo tanto para sacar el IVA simplemente restamos el precio final del producto de la base imponible, y así conseguiriamos directamente el IVA incluido. En este este caso 100-82,65=17,35.
17,35 sería el IVA incluido en una factura de 100.
Todo esto se hace de manera mucho más rápida y fácil si utilizamos nuestra calculadora de IVA.

¿Como calcular la base imponible?

Otra pregunta que te puede venir a la cabeza es como saber o calcular la base imponible de una factura o precio final. Imaginemos que el precio final de un producto es 100, y el IVA que se aplica a ese producto es el 21%, por tanto lo que tenemos que hacer es dividir 100 entre 1,21. Es decir 100/1,21= 82,65. Ese valor sería la base imponible del producto
182,65 sería la base imponible en una factura de 100.

¿Como calcular el precio final sabiendo la base imponible y el IVA?

Otra pregunta típica es saber el precio final de un producto si ya sabemos la base imponible o el IVA, o incluso sin saber el IVA. En este caso imaginemos que la base imponible es 100, para saber el IVA que se aplicará tendremos que calcular el 21% de 100, es decir, 100×0,21=21. Ahora que sabemos que el IVA es 21 y la base imponible es 100, solo tendremos que sumar el IVA y la base imponible para que obtengamos el precio final.
121 sería el precio final con una base imponible de 100 y un IVA de 21.

¿Qué es el IVA? Impuesto sobre el valor añadido

IVA es el acrónimo de Impuesto de Valor Añadido y es un impuesto de carácter indirecto sobre el consumo. Esto quiere decir que se paga según el consumo que haga cada persona. Cuantos más productos o servicios se adquieren, más IVA se paga, y a diferencia de otros impuestos como el IRPF, es totalmente independiente de tu renta o el dinero que tengas, todos pagan el mismo porcentaje de IVA, ya seas más rico o más probe, y por supuesto constituye una de las fuentes de ingresos más fuertes de los estados. Por eso se le denomina un impuesto Indirecto porque depende del tipo de producto consumido en sí y no de las condiciones del ente que lo adquiere.

El IVA en países de habla hispana

País IVA General IVA Reducido
España 21% 10% – 4%
México 16% –
Colombia 19% 10% – 5%
Argentina 27% – 21% 10.5% – 2.5%
Perú 18% –
Venezuela 15% – 12% 10% – 8%
Chile 19% –
Ecuador 12% –
República Dominicana 18% –
Paraguay 10% 5%
Uruguay 22% 10%

El IVA repercutido y el IVA soportado

Esto quizás va más enfocado a los autónomos, y es saber la diferencia entre IVA repercutido y el IVA soportado, y que a priori es fácil de entender, quizás nos acabamos perdiendo con la terminología.

  • IVA repercutido: cuota tributaria que aparece en la factura correspondiente al IVA tras vender un producto o servicio. Al ser el consumidor el que paga el impuesto, repercute sobre él y de ahí su nombre.
  • IVA soportado: es el que han de hacer frente los autónomos y empresas cuando compran productos a los provedeedores o pagan servicio. Están soportando el impuesto y son los que tienen que pagarlo.

Sabiendo esto, para calcular el IVA a pagar en cada trimestre de hacienda tendremos que hacer este cálculo simple: IVA repercutido – IVA soportado = IVA que vamos a pagar.

En resumen, para un autónomo o empresa, el IVA soportado es aquel de todos los productos o servicios que como empresa compramos, y el IVA repercutido es aquél que cobramos a nuestros clientes mediante nuestros productos o servicios vendidos.